Mejora de las Condiciones de las Ayudas CDTI

12 noviembre 2015

Tras más de una década en la que las inversiones en I+D+i en España crecieron de forma continuada, el comienzo de la crisis en el año 2008 invirtió esta tendencia dando inicio a una etapa de decrecimiento en este sector, que ha continuado hasta ahora, debido a que gran parte de las empresas que invertían en I+D han visto mermadas sus posibilidades al reducirse ostensiblemente los presupuestos de los programas de ayuda.

Además, la presencia preponderante de créditos en detrimento de las subvenciones directas (1.443 millones menos entre 2009 y 2013) ha frenado el empuje de algunas empresas, en buena parte, debido a que los intereses por acceder a dicha financiación no eran lo suficientemente favorables, cuando no inasumibles para algunas de ellas.

Sin embargo, ya durante el año pasado se observó, por ejemplo, como el CDTI mejoraba aún más las condiciones de sus préstamos, ya de por sí más ventajosos que los sujetos a condiciones de mercado, aplicando un interés de Euribor a un año, índice que en 2014 se mantuvo alrededor del 0,5%.

Sin embargo, es este año 2015 el que podría significar un punto de inflexión o, al menos, así se puede intuir tras la grata sorpresa que ha significado una nueva mejora en las condiciones de las ayudas CDTI para proyectos de I+D, esta vez, sobre su tramo no reembolsable (subvención), que pasa a ser del 20% sin distinguir entre pymes y grandes empresas y que es de aplicación en todas las Comunidades Autónomas, excepto País Vasco y Aragón.

Tras la incertidumbre que se fue generando al acercarse el final del Fondo Tecnológico, esta sustancial mejora financiera ha supuesto una fabulosa noticia, sobre todo para empresas que estaban situadas en zonas sin Fondo Tecnológico y que en algunos casos pueden ver duplicado el tramo de subvención al que pueden optar.

Otras líneas de financiación CDTI también refuerzan esta vía, como es el caso de los proyectos de I+D de Cooperación Internacional donde el tramo no reembolsable aumenta hasta un 30% de la cobertura financiera o las ayudas Neotec que a partir de este año pueden alcanzar una subvención de hasta el 70%, lo que viene a ratificar este cambio de tendencia que todos esperamos estimule la inversión empresarial en I+D+i.

Por Fco. Javier Mondéjar Campos, Consultor I+D+i de PROINTEM

Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter