Aprobado el Plan  de Recuperación que se Enviará a Europa  

El Consejo de Ministros aprobó ayer, martes, 27 de abril, el tan esperado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que se enviará a Europa y que contiene  el detalle de las reformas e inversiones que el Gobierno prevé ejecutar entre 2021 y 2023 con cargo a los fondos europeos (Fondos de Recuperación)

Se cumple así con la fecha prevista límite prevista del 30 de abril para el envío general por parte de los distintos países de sus correspondientes planes en base al prereparto presupuestario realizado, en el que a España se le asignaron 140.000 millones de euros (69.528 millones en transferencias no reembolsables).

Ahora toca esperar la respuesta de la UE. Mientras tanto, ya se han puesto en marcha algunos programas específicos de ayudas, como el que anunciamos el pasado lunes, destinado a la adquisición y mejora de competencias profesionales relacionadas con  la transformación digital.

No se han desvelado los pormenores del Plan. Si bien, se ha dividido en cuatro grandes directrices, inspirados en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de la ONU:

  • Transición ecológica
  • Transición digital
  • Igualdad de género
  • Cohesión social y territorial.

Y de cada una de estas cuatro grandes ramas se articulan diez ‘políticas tractoras’, donde se repartirán los fondos europeos:

  • Agenda urbana y rural y lucha contra la despoblación.
  • Infraestructuras y ecosistemas resilientes.
  • Transición energética justa e inclusiva.
  • Una administración para el siglo XXI.
  • Modernización y digitalización del ecosistema de nuestras empresas.
  • Pacto por la ciencia y la innovación y refuerzo del Sistema Nacional de Salud.
  • Educación y conocimiento, formación continua y desarrollo de capacidades.
  • Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo.
  • Impulso de la industria de la cultura y el deporte.
  • Modernización del sistema fiscal para un crecimiento inclusivo y sostenible.

En el desglose de las inversiones de los 69.528 millones de euros en transferencias no reembolsables, la rama que más dinero recibirá será la modernización y digitalización del tejido empresarial y las pyme y recuperación del turismo, que tendrá 16.075 millones de euros. Le sigue la agenda urbana y rural, contra la despoblación y desarrollo de la agricultura, que recibirá un total de 14.407 millones.

Asimismo, la partida concreta que más inversión recibirá es la transición al vehículo eléctrico a través de una estrategia de movilidad “sostenible, conectada y segura”, que se llevará 18,85 de cada 100 euros, con un total de 13.200 millones de euros.

La segunda partida más importante será para la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana (6.820 millones), seguida de la modernización de las administraciones públicas (4.315 millones), la digitalización de las pymes (4.066 millones) y la hoja de ruta del 5G (3.999 millones).