Convocatoria de Reindustrialización 2016. “Con el paso cambiado”

30 mayo 2016

Si bien es cierto que la finalidad de este post es la objetividad, en esta ocasión quien escribe, no lo va a conseguir, ya que los 5 párrafos de esta entrada plasman la valoración sobre el feedback que los clientes asesorados por Prointem, tu Consultora I+D de referencia, han manifestado sobre la Convocatoria de Reindustrialización y Competitividad, que además este año 2016 está dotada con más de 750 millones de euros (casi el doble del importe destinado por el Ministerio de Industria el pasado año 2015), de los que una cantidad representativa se quedará en dique seco por la inoperatividad del tipo de interés a aplicar, salvo que en contadas ocasiones y respecto de algunas empresas que no puedan acudir a la opción financiera de la banca tradicional por la foto de su balance, el propio Ministerio opte por financiar esos valiosos proyectos empresariales a tipos de interés similares al del euríbor de 2003 ( en el entorno del 2% al 3%).

En esta convocatoria 2016, el Ministerio de Industria se ha quedado fuera del Mercado, cuando la banca española está concediendo préstamos a largo plazo a tipos de interés del 1%, resolviendo el trámite de solicitud en un mes, con unas comisiones mínimas y en muchos casos sin avales, el que un Organismo Público imprima una pro actividad mediocre a la hora de ayudar al empresariado español, con tipos que oscilan entre el 1,7% y el 4% dependiendo de la solvencia financiera de la empresa, y conceda dichos préstamos en plazos de estudio superiores a los 5 meses, deja fuera de juego la valiosa aportación, que con la mejor intención del mundo, el ejecutivo español pretende aportar a las PYMES españolas, que dicho sea de paso, constituyen el 99,88% (1) del empresariado español.

En la diana dio esta Convocatoria de Reindustrialización en 2015, cuando los tipos de interés ofrecidos al mercado, arrancaban del 1,65%, mientras que la banca tradicional firmaba préstamos en torno al 3% con empresas solicitantes saneadas; en ese año al igual que en 2014, la banca española había variado su estrategia conservadora y empezaba a prestar dinero de manera agresiva, aunque el tipo de interés final anduviera por encima del euríbor en 300 puntos básicos (3%). Esa Convocatoria se cubrió de manera exitosa, limitando su reparto al contar con presupuesto de tan sólo 408 millones de euros (algo más de la mitad del presupuesto de la Convocatoria actual).

En Cualquier caso, esperemos que el año que viene el Ministerio tome nota del mercado, se adelante a él y si la tendencia sigue siendo la misma, pueda “tocar” los tipos de interés a la baja, para que gran parte de las empresas españolas que han tenido en consideración las características de este tipo de ayuda, puedan beneficiarse de ella. Este año si se hubiera colocado un tipo mínimo al 1% y máximo no superior al 3,5%, hubieran podido completar con éxito su Convocatoria y muchas de las empresas que se han informado, hubieran optado por esta completa ayuda.

Por último, esperar y desear que la puntuación de las ratios utilizados por el Ministerio para la próxima convocatoria, baje su intensidad, para que las empresas interesadas en este, cada vez más interesante, medio de financiación puedan acceder a tipos de interés más asequibles y en sintonía con la media del Mercado.

Desde Prointem, vuestra consultora I+D de referencia, nos ponemos a vuestra disposición para seguir estudiando vuestros proyectos, asesorándoos sobre los mismos, ejecutando vuestras memorias y solicitando con éxito la financiación que necesita vuestra empresa para crecer y consolidarse.

(1) Fuente: Ministerio de Industria Energía y Turismo. Centro de Publicaciones enero 2015.

 

Por Antonio Espliguero Guillén, director comercial de Prointem.