Financiación por Terceros

FINANCIACIÓN POR TERCEROS (F.P.T) INSTITUTO PARA LA DIVERSIFICACIÓN Y AHORRO DE LA ENERGÍA (IDAE)

Organismo

IDAE

Plazo de presentación

Convocatoria abierta durante todo el año.

Objetivos

Apoyo para acometer proyectos de inversión de ahorro y eficiencia energética y proyectos de generación de energía, utilizando distintas fuentes que incluyan energías renovables.

Características de la actuación

El IDAE aporta la solución técnica más adecuada y financia total o parcialmente la inversión.
De esta forma, el IDAE soporta la inversión, los equipos son de su propiedad hasta que recupera la inversión con los ahorros energéticos obtenidos para la empresa, en ese momento la instalación pasa a propiedad del cliente y al no ser préstamo el industrial mantiene su capacidad de endeudamiento.
El industrial reduce costes energéticos, por lo ahorros energéticos inducidos generados por la nueva instalación.

Beneficiarios

Empresas

Modalidades de la actuación

Se establece un contrato de cesión de uso entre el cliente y el IDAE por el que éste, como propietario de los equipos, cede su uso por un período fijo o variable. Durante ese tiempo el usuario debe abonar a IDAE unas cuotas periódicas en función del ahorro energético obtenido o de la energía generada con los nuevos equipos.

Esta modalidad se aplica normalmente a la formalización de proyectos que tienen por objeto la implantación de equipos e instalaciones en la industria y en el sector servicios con resultado de ahorro o sustitución de energía. También es de aplicación a proyectos de instalación de tecnologías generadoras de energía (eléctrica o térmica), siempre que la energía por ellas producida sea consumida total o parcialmente por el usuario y, en su caso, éste venda directamente a un tercero el excedente de energía no consumida.

IDAE realiza directamente la inversión por lo que, normalmente, no se requieren desembolsos del industrial o destinatario final de la inversión: no se trata por lo tanto de un préstamo del IDAE al industrial dado que los equipos son propiedad del IDAE hasta que recupere la inversión. Así, con esta forma de actuación, el industrial mantiene íntegra su capacidad de endeudamiento, así como sus propios recursos que los podrá destinar a otros fines dentro de su empresa.

IDAE recupera su inversión, incluyendo su beneficio, mediante los ahorros energéticos inducidos o por la energía generada: esto supone que la amortización de la inversión no representa un coste mayor para el industrial, dado que la asume con parte de los ahorros energéticos generados a partir de la entrada en funcionamiento de las instalaciones objeto de la inversión o por la energía por éstas generada. Así, el usuario de la instalación experimenta desde el principio una disminución en sus costes energéticos.

Recuperada la inversión por IDAE, la instalación pasa a ser propiedad del cliente: a partir de este momento, el usuario final se beneficia de la totalidad de los ahorros energéticos o de la energía generada por las instalaciones y, además, habrá mejorado su competitividad al disponer de unas instalaciones tecnológicamente más avanzadas y, energéticamente, más eficientes.

• Normativa