Next Generation UE. Ya Queda Menos para que Lleguen los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Aunque, como acaba de conocerse públicamente, el dictamen del Consejo de Estado sobre el decreto de fondos europeos (Real Decreto-ley 36/2020, de 22 de diciembre) expresa su preocupación por la “eliminación o modulación de mecanismos de control”, lo cierto es que seguramente durante este mes de marzo España enviará ya su Plan de Inversiones y Reformas específico basado en dicho decreto, detallando cómo usará el dinero y en qué proyectos invertirá los fondos comunitarios para la recuperación, cumpliendo así con el plazo general dado a todos los Estados miembros, que se fijó en abril.

Recordemos, hay en juego para toda la UE 672.500 millones de euros a adjudicar durante el periodo 2021-2023, de los cuales 360.000 millones serán en forma de préstamos y nada menos que 312.500 millones en aportaciones no retornables (subvenciones), que, por tanto, no incrementarán el déficit.

El reparto de estos fondos por países se realizará una vez que se hayan presentado todos los planes estatales para la ejecución de inversiones hasta 2026, si bien ya existen estimaciones. A España le podrían corresponder 126.000 millones de euros, 59.000 millones de euros en subvención y 67.000 millones de euros en crédito.

De hecho, España ya ha incluido anticipadamente dentro de los PGE 2021, recientemente aprobados, una partida de 24.500 millones de euros.

La cuestión es cómo se instrumentarán los fondos una vez aprobado el reparto por parte de la UE. Sin duda, buena parte de los mismos vendrán a reforzar programas ya existentes, principalmente a nivel de los distintos Ministerios de la Administración Central, y se crearán también nuevos, a través de estos mismos Ministerios y de las Comunidades Autónomas, a las que se les transferirá buena parte del presupuesto, y que para eso están ya presentando sus planes de inversión.

Pero como el plazo de presentación de planes por parte de los Estados miembro no finaliza hasta el 30 de abril, y después tienen que ser aprobados por parte de la UE, muy probablemente no se conocerán los programas concretos, a través de los que se canalizarán los fondos que correspondan a España, hasta el segundo semestre de este año.

Esta es una de las preguntas que más insistentemente nos hacéis y a la que, en consecuencia, todavía nadie puede dar respuesta. Hay que esperar, por tanto, si bien los ejes principales son ya conocidos. Recordemos, se trata de ayudar a los Estados miembros para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia de COVID-19, garantizando asimismo que sus economías emprendan las transiciones ecológica y digital para ser más sostenibles y resilientes:

  • Transición ecológica,
  • Transformación digital
  • Empleo y crecimiento inteligente, sostenible e integrador
  • Cohesión social y territorial,
  • Salud y Resiliencia,
  • Políticas para la próxima generación, incluidas la educación y el desarrollo de capacidades.

Por tanto, todo está todavía por desgranar.

Continuaremos informándoos puntualmente cuando se produzcan novedades.